Preparándose para ‘el Interregno’ – el lío electoral – un comentario de WW

first_imgAl investigar este artículo, surgió una palabra que suena genial: “mezquindad”.Significa “dado a discutir por nimiedades”.La palabra fue utilizada en un artículo de Barton Gellman en la revista Atlantic de noviembre, “The Election That Could Break America”.Protesta en el Día del Trabajo por contratos justos, 7 de septiembre, Washington, DC.El punto de Gellman es que es una pérdida de tiempo discutir sobre si el presidente número 45 de los Estados Unidos dejará el cargo el día de la toma de posesión, el 20 de enero de 2021. Él presenta un caso excepcionalmente sólido de que, sin importar lo que suceda el día de las elecciones, 3 de noviembre de 2020: Donald Trump no cederá su puesto.Gellman escribe que “dos hombres podrían presentarse el día 20 para tomar juramento. Uno de ellos llegaría con todas las herramientas y el poder de la presidencia ya en la mano”.Nadie tiene una bola de cristal, pero seamos sinceros, probablemente Gellman tenga razón.La arrogancia de Donald Trump, así como su patología, no le permitirán irse fácilmente ni en silencio. Cada tweet, declaración, decreto, cada acción de Trump desde las elecciones de 2016, ha demostrado su feroz hambre por permanecer en el poder, en el centro de atención y cosechar la recompensa por él y su familia que viene con la presidencia.Según Gellman, Joe Biden y otros han “malinterpretado la naturaleza de la amenaza”. Dicen que si Trump se niega a abandonar la Oficina Oval, “las autoridades correspondientes lo escoltarán desde la Casa Blanca con gran rapidez”. Gellman sostiene que esta esperanza no es suficiente.El artículo de Gellman cubre todo tipo de artículos que se han escrito, estudios realizados e incluso conferencias celebradas entre académicos legales y sociales sobre las elecciones de 2020. Los académicos constitucionales han examinado especialmente múltiples escenarios que podrían desarrollarse entre el 3 de noviembre y el 20 de enero, un período que Gelman llama “el interregno”.Ese es el término para un período, especialmente entre reinados o regímenes sucesivos, cuando se suspende el gobierno normal.¿Un golpe policial?Gellman argumenta que incluso si aparentemente hay una votación aplastante en la noche de las elecciones, la tabulación de los votos por correo, etc., podría significar que el resultado final no está determinado por “días o semanas”.La transferencia de poder en enero no ha recibido tanta atención en generaciones. Incluso el ejército de Estados Unidos ha intervenido.El 25 de septiembre, en un artículo titulado “En el Pentágono, crecen los temores de que Trump lleve a los militares a los disturbios electorales”, informó el New York Times: “Los funcionarios del Departamento de Defensa dijeron que los principales generales podrían renunciar si el Sr. Trump da ordenes a las tropas para ir a las calles para sofocar las protestas”. En comentarios publicados el mes pasado, un general dijo: “Creo profundamente en el principio de un ejército estadounidense apolítico”.Sin embargo, es posible que Trump no tenga que preocuparse por el apoyo armado. Puede que no tenga lo suficiente para llevar a cabo un golpe militar, pero su relación con la policía de este país es sólida.Trump ha amenazado en más de una ocasión con movilizar a las “fuerzas del orden” para que vigilen las elecciones el día de las elecciones, una amenaza ominosa, especialmente para las personas de raza negra y morena. Imagínese la misma agencia que asesina a los negros con impunidad mirando por encima del hombro mientras votan en Georgia o en cualquier otro lugar.Además, los republicanos, según Gellman, están “reclutando 50.000 voluntarios en 15 estados en disputa para monitorear los lugares de votación”.Piense en eso. El Partido Republicano vigilando las encuestas. Este es el mismo partido que en 2009 produjo el Tea Party, el grupo de fanáticos ultraconservadores que eventualmente llegaron desde la periferia para convertirse en lo que el New York Times del 13 de agosto llamó una “fuerza perdurable” en el conservadurismo estadounidense.Este es el mismo partido, señaló el Times, que está decidido a consolidar y atender a una base “mayor, más blanca, más masculina, más rural, más conservadora”.Y para preocuparse más, el mismo Partido Republicano que reclutó a 50.000 “observadores electorales” también acaba de respaldar a tres candidatos en California que apoyan las teorías de conspiración de extrema derecha de QAnon. (Sacramento Bee, 28 de septiembre)El papel de los revolucionarios y socialistasEntonces, ¿qué hacen los revolucionarios y socialistas, aquellos que, como marxistas, entienden que ambos partidos representan a la clase capitalista, que las obscenas donaciones de PACS y los multimillonarios superan la influencia de los trabajadores o de cualquier grupo de interés de la clase trabajadora en una elección burguesa?Si los demócratas realmente estuvieran a favor de la clase trabajadora, revocarían la legislación antisindical. Apoyarían las campañas sindicales y el llamado a una huelga general contra el racismo, como ya lo han hecho algunos activistas laborales audaces.Moverían cielo y tierra para que las compañías petroleras pagaran por el cambio climático. Socializarían la asistencia sanitaria. Si Canadá puede hacerlo, ¿por qué no Estados Unidos?Podrían convocar una huelga en el Congreso y en las calles para exigir el alivio de COVID. Podrían exigir que la policía que mató a George Floyd, Breonna Taylor y tantas otras víctimas pague por sus crímenes.Si realmente representaban los intereses de la gente, los demócratas en el Congreso cerrarían Washington hasta que se castigara a la policía o se liberara el dinero de COVID.Pero ellos no. Y no lo harán.Si Wall Street controla las elecciones, el Congreso y la Casa Blanca, ¿qué pueden hacer los que viven en Martin Luther King Street, Cesar Chávez o Main Street para influir en las elecciones?Todo.“La transferencia de poder al pueblo”Pase lo que pase en noviembre, gane quien gane las elecciones, los trabajadores y la gente oprimida deben organizarse y defenderse. Si alguna vez hubo un momento para un movimiento de Asambleas de Trabajadores, este es.CNN y Fox News pueden tener todas las cámaras apuntadas a la Casa Blanca en noviembre, pero si las masas horquilladas están en las calles haciendo huelga por lo que necesitamos, todas esas cámaras se volverán hacia la gente.Para aquellos académicos preocupados por la defensa de la Constitución durante el Interregno, debemos preguntarnos dónde estaba la preocupación por la Constitución cuando George Floyd o Breonna Taylor yacían muertos.¿Qué pasa con los derechos constitucionales, humanos y civiles de las mujeres migrantes que han sido esterilizadas por la fuerza?¿Y qué pasa con todos los trabajadores esenciales que no pueden trabajar desde casa, los que se ven obligados a correr el riesgo de exponerse al COVID porque ni el sistema capitalista ni los dos partidos capitalistas los representan?Y todas las masas hambrientas, sin hogar, encarceladas, empobrecidas, ¿quién está luchando por sus derechos constitucionales?Claramente, solo la gente puede luchar por sí misma. Esa es la lección de noviembre.La única transferencia de poder que debe preocupar a las masas es la transferencia de poder al pueblo: la humanidad depende de ello.FacebookTwitterWhatsAppEmailPrintMoreShare thisFacebookTwitterWhatsAppEmailPrintMoreShare thislast_img read more

“We do not want another Shi Tao case”

first_img February 23, 2021 Find out more August 25, 2008 – Updated on July 21, 2016 “We do not want another Shi Tao case” RSF_en April 27, 2021 Find out more Organisation A Bombay high court ordered Google’s subsidiary on 15 August to reveal the identity of a blogger who used the pseudonym “Toxic Writer” to post comment’s criticising Gremach on Google’s blog platform, Blogger.com.“We urge Google’s executives not to comply with the local law and to appeal against the court’s decision,”Reporters Without Borders said. to go further News Follow the news on India News IndiaAsia – Pacific IndiaAsia – Pacific March 3, 2021 Find out more Indian journalist wrongly accused of “wantonly” inaccurate reporting RSF demands release of detained Indian journalist Siddique Kappan, hospitalised with Covid-19 News News Receive email alerts |left> Reporters Without Borders secretary-general Robert Ménard has written to Google CEO Eric Schmidt and one of Google’s founders, Sergey Brin, about a defamation lawsuit that the Indian construction company Gremach brought against Google’s Indian subsidiary, Google India Private Ltd, in February.As a result of the action, a Bombay high court ordered Google’s subsidiary on 15 August to reveal the identity of a blogger who used the pseudonym “Toxic Writer” to post comment’s criticising Gremach on Google’s blog platform, Blogger.com.Indian law governing the use of personal data makes no provision for the parties concerned to oppose disclosure. As far as the Indian authorities are concerned, Google India Private Ltd is subject to local law and must name the person who posted the disputed content.“Under the Indian law concerning cyber-crime, IT Act 2000, a company is presumed responsible for the content posted on the websites it hosts unless it can demonstrate its innocence. Google has just two options – either prove that its local subsidiary was not aware of the offending content at the time it was posted, or that it was posted in violation of the warnings it had issued,” Reporters Without Borders said. “We urge Google’s executives not to comply with the local law and to appeal against the court’s decision.”Ménard’s letter, dated 21 August, refers to the precedent of Chinese journalist Shi Tao and the US company Yahoo!, whose compliance with a Chinese government request in 2005 to identify one of its clients resulted in Shi being sentenced to 10 years in prison.“You must be aware of the ensuing public relations disaster for Yahoo! and the apology that your counterpart and rival, Jerry Yang, had to give to the US Congress after it held him responsible for his client’s imprisonment,” the letter says. “Seize the opportunity you are being given to demonstrate transparency by defying the Indian court’s request in the name of the international standards that protect free expression.”Ménard points out that the Global Online Freedom Act (GOFA) proposed by US representative Christopher Smith would protect US companies operating in foreign countries with authoritarian governments that could ask them to reveal their clients’ personal data. “The GOFA would require all such requests to be submitted to the US government, thereby extricating them from a delicate situation.”Ménard adds: “We remind you that article 19 of the Universal Declaration of Human Rights, which was adopted by the United Nations General Assembly, says: ‘Everyone has the right to freedom of opinion and expression; this right includes freedom to hold opinions without interference and to seek, receive and impart information and ideas through any media and regardless of frontiers’.”Read more about the lawsuit against Google in IndiaRead more about the Shi Tao / Yahoo! caseRead more about the GOFARead the letter : |right> Help by sharing this information India: RSF denounces “systemic repression” of Manipur’s medialast_img read more